Guía para elegir un tequila bueno

Creo que todo mexicano puede nombrar de memoria mínimo 5 marcas de tequilas diferentes sin pensarlo mucho, sin embargo, pese a conocer una variedad de tequilas y tener nuestros favoritos eventualmente algún amigo, conocido o turista extranjero nos haga la pregunta: ¿Qué tequila me recomiendas? o ¿cuál es un tequila bueno?

Incluso, estoy convencido que varios de nosotros nos hacemos esta pregunta al estar frente a los estantes de la tienda llenos de diferentes botellas, ¿este tequila será bueno? Para finalmente elegir el que hemos comprado toda la vida sin cuestionamientos.

Bueno, este artículo pretende justamente enseñarte a detalle cómo elegir un tequila bueno.

Ya sea porque quieres dar un regalo, quieres impresionar a tus familiares o amigos con tu conocimiento tequilero o simplemente quieres explorar otras marcas.

Antes de comenzar te advierto que esta guía es un poco extensa pues intentaré abarcar la mayor cantidad de información posible, incluso la que consideres obvia o sea parte de la cultura popular mexicana.

El objetivo de este artículo es que cualquier persona que lo lea, ya sea mexicano o extranjero, sea capaz de conocer más y apreciar la cultura tequilera.

Así que comencemos con esta guía sobre cómo elegir un buen tequila.

INDICE 

Da clic en la sección que quieres leer

Lo básico para elegir un buen tequila.

Algunos de los siguientes puntos podrán parecer básicos para muchas personas e incluso algunas de las cosas que vas a leer las habrás notado mencionadas en las botellas de tequila pero jamás te cuestionaste el porqué de ellas.

Pero, si te consideras amante del tequila, esta información es la mínima indispensable que debes de conocer.

Tequila tiene Denominación de Origen

Este quizás es el punto más importante de todos y es saber que el Tequila tiene una Denominación de Origen (DO).

De forma sencilla y sin entrar en mucho detalle, la Denominación de Origen es una protección que le da el gobierno a ciertos productos, ésta es reconocida de manera internacional y obliga a los productores apegarse a una serie de reglas y leyes bastante estrictas que de no cumplirse no pueden llamar a su producto tequila.

Por ejemplo, la regla más simple de explicar es: ÚNICAMENTE se puede llamar tequila al licor preparado dentro de cierta región.

La denominación de origen del tequila (DOT) comprende 5 estados de México, pero dentro de estos estados solo algunos municipios están incluidos.

Los estados son:

  1. Jalisco. Todos los municipios (125)
  2. Guanajuato. 7 Municipios
  3. Michoacán. 30 municipios
  4. Nayarit. 8 Municipios
  5. Tamaulipas. 11 Municipios
la ruta del tequila

Tequila Vs Mezcal

Este punto quizás te sorprenda, pero ¿sabias que el tequila es un tipo de mezcal?

De hecho, cuando empezó su producción en lo que antes era conocido como la Nueva España a todos estos destilados se les conocía como “vino de mezcal”, proveniente del nombre: “vino mexcalli”

Con el paso del tiempo el vino de mezcal producido en la región conocida como Nueva Galicia (principalmente el estado de Jalisco) empezó a ganar mucha popularidad, específicamente el de la Villa de Santiago de Tequila, y las personas para distinguirlo comenzaron a llamarlo “vino de Tequila”, eventualmente solo por la palabra “tequila”.

Al día de hoy el mezcal también cuenta con Denominación de Origen y existen muchas particularidades que los distinguen como las normas oficiales, sus métodos de elaboración y la costumbre del “gusano de maguey”.

¿Quieres aprender más sobre el Tequila y Mezcal?

Categoría del tequila – 100% Agave o Mixto

Con los puntos anteriores claros es momento de hablar ahora sí de las características del tequila.

La primera característica distintiva de un buen tequila son los tipos de azúcares que se usan en la fermentación.

La Norma Oficial Mexicana (NOM), que es la que regula las características de la producción del tequila, lo clasifica en 2 categorías:

Tequila 100%

En las botellas de tequilas encontrarás etiquetas que dicen algo como:

  • 100% de agave
  • Puro de agave
  • 100% agave
  • 100% puro de agave

Este tequila debe ser producido exclusivamente utilizando los azúcares del agave: Agave Tequilana Weber variedad azul.

Y debe ser producido y envasado dentro de uno de los territorios definidos dentro de la Denominación de Origen (DOT)

Tequila o Tequila Mixto.

Si en la etiqueta no dice por ningún lado que es puro de agave o 100% de agave, es posible que sea un tequila mixto.

La NOM permite que durante el proceso de fermentación se utilicen otros azúcares que no provengan del agave. Sin embargo, el 51% de los azúcares SI tienen que provenir del Agave Tequilana Weber variedad azul y es posible envasar estos tequilas en otro lugar que no sea un territorio definido por la DOT.

De hecho, muchas empresas venden tequila a granel para luego ser envasados en otros estados o países. Es decir, envían camiones pipas llenos de tequila a destinos como USA u otras plantas en la frontera para luego envasar el tequila ahí.

Según el Consejo Regulador del Tequila (CRT) en su información estadística muestra que durante el 2020 se exportaron 96.8 millones de litros de tequila a granel, en comparación con el año previo que se exportaron 90.7 millones de litros a granel.

NOTA: Muchos tequilas comercializados en el extranjero son producidos por la misma empresa destiladora. Es decir, una empresa produce miles de litros de tequila, lo envía al extranjero y luego son embotellados con diferentes nombres.

Es posible que un tequila que venden en otro país como USA y la botella cueste 90 USD sea el mismo que cuesta 40 USD en la misma tienda. ¿La diferencia? La presentación de la botella y el marketing.

A Mayo del 2021, según el Consejo Regulador del Tequila existen 308 marcas registradas de tequila que son envasadas en el extranjero.

piñas del agave azul para destilar

Tipos de tequila

Ahora que has comprendido la diferencia entre un tequila 100% y un tequila mixto. Lo cuál es fácilmente identificable en el etiquetado es momento de hablar de los tipos de tequila.

No entraremos mucho en el detalle de cada uno pues tenemos un artículo que explica ampliamente cada uno de estos pero si mencionaremos lo más relevante de cada tipo.

  • Tequila Blanco

    Este es el producto básico que se obtiene después de la destilación, puede ser diluido con agua o no, todo depende del maestro tequilero a cargo de la producción.

    Para los expertos y conocedores del tequila, este es el mejor tequila pues es la esencia pura del agave.

    Aquí es donde se pueden apreciar verdaderamente los sabores de la planta, a diferencia del tequila añejo en donde los sabores provienen principalmente de la barrica en la cual se añejo.

  • Tequila Joven o Oro

    Este tequila es poco conocido y en ocasiones confundido con un tequila reposado.

    Puede ser obtenido de dos maneras: mezclando tequila blanco con tequilas que han sido añejados previamente por 2 o más meses; o mediante la mezcla de tequila blanco con algún aditivo.

  • Tequila Reposado

    El tequila reposado también es posible obtenerlo de 2 maneras.

    La primera es someterlo a un proceso de maduración o añejamiento de por lo menos 2 meses en un contenedor de roble o encino. La segunda es también el resultado de mezclar tequila reposado con tequila añejo o extra añejo.

    Es posible dejar reposando un tequila por 11 meses y 29 días, ya que al cumplir los 12 meses ya se considera añejo, sin embargo pocos productores realizan esto debido al costo-beneficio de tener que esperar.

  • Tequila Añejo

    Este producto se obtiene al madurar el tequila por al menos 1 año en barriles de madera de roble o encino los cuales no pueden superar los 600 litros de capacidad.

  • Tequila Extra Añejo

    Similar al añejo, este es un tequila que su proceso de maduración o añejamiento es por lo menos 3 años, en contacto directo con la madera de contenedores de roble o encino, con una capacidad máxima de 600 litros. (mismos barriles que los utilizados para el tequila añejo)

Otras clasificaciones no oficiales del tequila:

  • Tequila Cristalino

    Este puede ser un tequila reposado, añejo, extra alejo o mezcla que ha sido sometido a un proceso de filtración para eliminar la coloración adquirida durante el proceso de maduración.

    Usualmente se utiliza carbón activado para este proceso.

    Este tipo de tequila ha ganado mucha popularidad ya que las personas lo clasifican como un “tequila más suave”, sin embargo los verdaderos conocedores del tequila realmente no les atrae esta categoría pues el proceso de filtrado justamente elimina todas las características únicas con las que cuenta un tequila (sabor, olor, textura, etc).

    Pero esto no ha detenido su producción, de hecho todo lo contrario, cada vez más marcas deciden elaborar su propio tequila cristalino y al día de hoy existen campañas muy fuertes de mercadotecnia para promover este tipo de producto haciendo que esté más posicionado en el mercado.

  • Licores, cremas o saborizados

    Existen algunos productos de tequila que están saborizados, es decir, se les agrega extractos o saborizantes naturales, normalmente de sabores frutales: “Tequila sabor mango”, “Tequila sabor fresa”.

    Algunos de estos productos también los llaman “Licores o crema de tequila” y son muy populares como digestivo o postre.

tipos de tequila

Sobre el tequila con gusano

En el extranjero está bastante difundida la idea de que algunos tequilas llevan gusano, incluso en algunas tiendas turísticas venden un tipo de “tequila” que lleva un gusano dentro de la botella.

Pero la ley dice claramente que el tequila NO puede llevar gusano, por lo tanto estos productos ni siquiera deberían ser llamados tequila.

Esta idea del gusano, que realmente es la larva de una polilla del maguey, se cree que surgió ya que antiguos productores de “vino de mezcal” utilizaban este gusano para comprobar la calidad del destilado o si era seguro de beber.

Para ello, introducían un gusano en la botella: si el gusano se retorcía hasta llegar al fondo del recipiente, el producto podía ser considerado de calidad. Pero si el gusano moría en el camino, definitivamente su consumo no era seguro.

tequila con gusano

Dos “corrientes” para determinar un tequila es bueno

Cómo en la mayoría de las cosas donde se busca determinar “¿qué producto o servicio es el mejor?” siempre surgirán varias teorías o formas de categorizar, clasificar o elegir cuál es el mejor. En el tequila no es la excepción.

Personalmente considero que a grandes rasgos existen dos teorías sobre cómo catalogar si un tequila es bueno o malo.

Es importante destacar que esto es meramente mis opiniones basado en toda la información que he recopilado y aprendido sobre el mundo del tequila. Cómo dice el dicho: “no tengo pruebas pero tampoco dudas”

  • Corriente artesanal

    Una de las cosas en la que la mayoría de los expertos están de acuerdo es: entre menos industrializado sea el proceso de producción, el tequila será mejor.

    La industrialización permite “ahorrarte tiempo” con el fin de aumentar la producción y disminuir los costos; y esto será eficiente en términos de volumen-costo pero esto se traduce por lo general en un producto mediocre visto desde un punto de vista experto.

    ¿Qué quiere decir un producto mediocre? Al acelerar el proceso de cocción, molienda, fermentación y destilación hace que se pierdan muchas de las propiedades del agave.

    No solo esto, además da pie a que las empresas utilicen agaves más jóvenes o que todavía no son ideales para la cosecha.

    Los tequilas producidos de forma industrial por lo general son los tequilas más comercializados y de las empresas tequileras más grandes pues es necesario realizar una inversión muy fuerte en maquinaria y equipo para producir grandes volúmenes de tequila.

    Los tequilas más tradicionales o artesanales, usualmente son producidos por destiladoras o casas tequileras más pequeñas.

    Los nombres de las marcas te serán desconocidos, es posible que ni siquiera lo vendan en todas las tiendas y solo puedas pedirlo por internet o en alguna tienda de Guadalajara o Tequila.

    Este tipo de tequilas se preocupan por llevar un registro exacto de la botella, el lote de producción y otros datos que incluyen en la etiqueta.

    Nota: Uno de mis tequilas favoritos, Arette, es muy difícil encontrarlo fuera de Jalisco. Solo lo he encontrado en tiendas muy especializadas de Ciudad de México, Cancún y de vez en cuando en alguna que otra tienda de otras ciudades.

  • Corriente concursos y catas

    Por otro lado están los que se fijan en los resultados de concursos y la opinión de los expertos en catas para catalogar lo que es un buen tequila.

    Es decir, habrá tequilas que presumen a través de campaña de marketing los premios que han ganado a nivel nacional o internacional.

    Es importante tener cuidado al elegir un tequila basado en los premios o reconocimientos, y de hacerlo considera lo siguiente:

    • La mayoría de los concursos de licores o de gastronomía es necesario pagar una cuota para participar, lo que pone presión en los organizadores para intentar que, incluso si los participantes no gana algún premio, obtenga algún tipo de reconocimiento. Similar a un “trofeo de participación”. Algunas marcas utilizan este reconocimiento para incluirlo y hacer creer que el tequila fue ganador.
    • Existe un número MUY grande de concursos. Hay concursos locales, nacionales, internacionales, por región, categoría, etc., cada vez hay más y más concursos asegurando que ellos son los más reconocidos. Muchas marcas intentan participar en concursos pequeños donde habrá menos competencia y les permite obtener un premio para luego utilizar este premio en sus materiales de promoción.
    • Por lo general para los destilados de agave (tequila, mezcal, sotol, etc) el número de participantes es muy bajo por ello es fácil obtener el reconocimiento.
    • No todos los jueces son expertos o especialistas. Esto hace que la opinión sea sesgada y no refleja la verdadera calidad del producto. Esto es común cuando las marcas de tequila participan en algún concurso de destilados en general y no necesariamente de destilados del agave o concursos de gastronomía que han incluido una categoría de destilados.

    Algo similar sucede en las catas de tequila organizadas por personas que se hacen llamar Maestros tequileros.

    En el mundo de los destilados del agave existen verdaderos y auténticos maestros tequileros que tienen una vida en el mundo del tequila y son verdaderos expertos.

    Pero también existen otros que obtienen su certificación tras tomar algún curso de fin de semana y deciden comenzar a organizar catas.

    Estas catas en ocasiones son patrocinadas por las marcas, lo que hace que tengan una opinión preferencial hacia el producto que van a catar.

    Una cata te enseñará a apreciar las características del tequila a través de su análisis visual, olfativo y gustativo. Pero esto no quiere decir que el tequila catado sea mejor que otros.

Para ser sincero, elegir un tequila bueno a final del día se traduce en una experiencia personal que adquirirás poco a poco pues existen literalmente cientos destiladoras de tequila, cada una de estas con un proceso de producción diferente, por lo que la única forma de saber de si un tequila es bueno es catar muchos.

Pero, independientemente de si un tequila ha ganado concursos, lo han mencionado en catas o has elegido tus favoritos después de probar varios; al final del día si existe un consenso entre los expertos sobre los factores que influyen en la calidad del tequila.

Estos son simplemente: materiales usados y forma de elaboración.

diferencia mezcal y tequila 4-min

Cómo se elabora un tequila importa y mucho

Hasta este punto creo que ya deberías de tener una idea general del punto al que queremos llegar sobre cómo elegir un tequila bueno. 

Te explicamos las diferentes categorías y tipos de tequila, así como algunas formas que utilizan las empresas para promover que su marca es mejor que la otra, pero a final del día, independientemente de si un tequila es elaborado artesanal o industrialmente, si ha ganado concursos, es utilizado en catas o mencionado por expertos, todo se traduce en una preferencia personal. 

Esta preferencia es normal que cambie con el paso del tiempo, quizás ahora tienes una fascinación por los tequilas cristalinos pero conforme pruebas más te darás cuenta que prefieres los reposados o añejos. Los gustos cambian y es normal, especialmente entre más tequilas pruebes.

Eventualmente, entre más variedad de marcas de tequilas consumas comenzarás a notar ciertas características o similitudes entre los que te gustan y los que no. La mayoría de las veces estas características que los diferencian se traducen en el método de elaboración.

Lo mencioné varias veces en el punto anterior:

“Una de los puntos en la que la mayoría de los expertos están de acuerdo es: entre menos industrializado sea el proceso de producción, el tequila será mejor.”

“…al final del día si existe un consenso entre los expertos sobre los factores que influyen en la calidad del tequila. Estos son simplemente: materiales usados y forma de elaboración.

A continuación haré una breve mención sobre cada uno de los puntos del proceso de elaboración, de esta forma la próxima vez que estes buscando elegir un tequila nuevo para probar podrás elegir uno en base a algún factor que hayas identificado que te agrada.

Es decir, quizás has notado que los tequilas que usan un método de extracción por tahona tienen sabores más complejos y eso te gusta, o quizás prefieres los tequilas producidos en la región Valles de Jalisco y no la de los Altos de Jalisco.

Cada uno de estos puntos te darán una pauta o guía al momento de comprar tu próximo tequila.

  • La planta de Agave

    Creo que hasta este punto ya sabes que el único tipo de agave permitido para la producción del tequila es el Agave Azul de la especie Tequilana Weber. 

    El agave azul tarda de 7 a 8 años en alcanzar el punto óptimo de madurez para ser cosechado, por lo que perder una cosecha es una gran pérdida de tiempo y dinero para el cultivador porque este es un cultivo que requiere de mantenimiento desde que es sembrado hasta que se recolecta e implica pago de mano de obra e insumos para mantener las plantas sanas y fuertes.

    El tiempo máximo de cosecha es por no más de 12 años, cuando la piña o corazón de la planta alcanza un peso promedio de 40 kilos. El tiempo mínimo de revisión para la cosecha es a partir de los 5 años.

    Algunas empresas que utilizan técnicas industriales como difusores, los cuales reducen el tiempo de producción, utilizan agaves más jóvenes.

    Al utilizar un agave más joven (menos cantidad de azucares) y un proceso de cocción más acelerado, el resultado final es un tequila con un sabor y aroma neutro. Para compensar estos aromas y sabores o para estandarizar el producto final, las empresas hacen uso de aditivos.

    Si quieres saber más sobre el Agave Azul da clic aquí.

  • Terruño o Lugar donde se plantaron

    En el mundo de los vinos, el suelo donde crece la vid le otorgará características completamente diferentes al vino (Terruños, del Francés: Terroir), incluso si se trata del mismo tipo de uva. Algo similar sucede con el tequila y el agave.

    Aunque la DOT permite el cultivo y producción de tequila en varios estados, el principal es Jalisco.

    En este estado existen 2 regiones de cultivo y producción de tequila, región de Valles y los Altos de Jalisco, que aunque parecieran similares, son los pequeños detalles en ellas que marcan una gran diferencia en la personalidad del tequila que se produce.

    Si quieres conocer exactamente las diferencias entre estas regiones da clic aquí.

  • Cosecha o jima.

    La jima es el proceso de podar el agave cortando sus pencas y extraer su raíz para dejar limpia y lista para su procesamiento la piña o corazón de la planta donde se guarda su néctar.

    De todos los pasos de la elaboración del tequila puede decirse que sin duda esta es la parte más ruda, más artesanal y que requiere de esa experiencia que pasa de generación en generación.

    Durante la jima, uno de los elementos que impacta la calidad del tequila es cortar o no el cogollo de las plantas de agave antes de hornearlo porque afirman que al dejarlo se torna un sabor amargo en el néctar que afecta negativamente el sabor del tequila.

    Otro aspecto al cual se le presta particularmente atención es que las piñas cosechadas queden rasuradas completamente al ras, sin restos de las pencas porque esto también afecta su sabor.

    Eliminar los cogollos y rasurar al ras las piñas produce una pérdida de peso en las mismas que genera una menor ganancia a los jimadores o las empresas que se encargan del proceso de jimar.

    Por este motivo los productores de tequila deben decidir entre obtener mayor cantidad de piñas a un menor costo, pero que probablemente estén mal rasuradas y con cogollos, u obtener menor cantidad de piñas, de una mejor calidad, pero que saldrán a un mayor costo.

    Si quieres conocer más sobre el proceso de la cosecha o jima del agave da clic aquí.

  • Horneando o cocción del agave.

    El siguiente paso después de la cosecha y el corte de las piñas para convertir el agave en tequila es la cocción de las piñas mediante un proceso de horneado. Este paso, aunque sigue respetando elementos tradicionales, a diferencia de la jima, se ha industrializado para optimizar el proceso.

    El cocimiento lento de las piñas del agave garantiza que el fruto se cocine uniformemente y sus azúcares no se quemen; dándose una hidrólisis (transformación de almidones en azúcares simples) completa y perfecta en toda la piña.

    Desafortunadamente el cocimiento lento, como su nombre lo indica, toma mucho tiempo (hasta 48 horas) y algunas empresas han decidido industrializarlo.

    Al industrializar el proceso se logra reducir sustancialmente el tiempo de cocción (aprox. 12 horas), pero a expensas de no lograr uniformidad de la misma y que el agave quede crudo por dentro, modificando el sabor de sus jugos al no estar completamente cocido y afectando también el proceso de fermentación.

    Si quieres conocer más sobre la ciencia detrás de la cocción del agave da clic aquí.

  • Molienda o Extracción

    Otro paso importante en la producción de tequila es la molienda, la cual consiste en la extracción de la mayor cantidad de jugos posibles para ponerlos a fermentar, dependiendo del tipo de proceso utilizado tendrá un impacto notable en el sabor y aroma del tequila.

    Este proceso puede realizarse de tres maneras: utilizando una tahona, un molino eléctrico, o un difusor.

    La molienda por el método de la tahona es el que produce el mejor jugo para fermentación porque conserva todos los sabores y aromas que consigue la piña durante su horneado; además de llevar a fermentación parte de la fibra que también aporta elementos de sabor durante el macerado.

    Si quieres más detalle sobre los otros tipos de molienda del agave da clic aquí.

  • Fermentación

    Durante la fermentación, los azúcares obtenidos durante el proceso de horneado y que se encuentran en el jugo o mosto que se ha conseguido con la molienda, se transforman en alcohol etílico por la acción natural de microorganismos o levaduras, capaces de transformar materia orgánica en otro tipo de elemento o energía.

    Durante este proceso también se afianzan los sabores y aromas distintivos de tequila en función de su cosecha, horneado y molienda, y a su vez las levaduras generan compuestos que otorgan notas aromáticas y de sabor adicionales.

    Este proceso es quizás el único paso de la producción del tequila que no se tiene un control completo y depende enteramente de organismos vivos externos, las levaduras sin embargo la empresa puede tomar decisiones que afecten este proceso como:

    • Agregar o no las fibras del agave obtenidas durante la molienda
    • El tipo de tanque a utilizar. Puede ser de acero inoxidable o madera, también el tamaño del tanque importa.
    • Meses del año. Esto afecta la temperatura ambiente lo cual impacta en la vida de las levaduras y la duración de la fermentación.

    Si quieres leer más a detalle sobre el proceso de la fermentación y el tipo de levaduras utilizadas da clic aquí.

  • Destilación del tequila

    La destilación del tequila es la parte donde, el mosto muerto, producto de la fermentación que se obtiene de la fase anterior, está lleno de impurezas y compuestos que deben eliminarse para obtener definitivamente el tequila con el grado alcohólico deseado.

    Es importante mencionar que la destilación NO produce alcohol, tan sólo lo concentra.

    La Norma Oficial Mexicana estipula que el tequila debe someterse a una doble destilación como mínimo.

    Algunas empresas destilan 3 o 4 veces y por lo general son tequilas con un alcohol más “puro”, estos tequilas son más amigables y suaves al paladar sin embargo muchos expertos tequileros aseguran que una tercera destilación elimina muchos de los compuestos que le dan cuerpo al tequila (aromas y sabores)

    Existen dos tipos de destilación, la destilación en alambique o tradicional, siendo el método más común, y la destilación continua o por columna, usualmente encontrado en destiladoras muy grandes o industrializadas.

    Durante la destilación, el tipo de proceso utilizado importa mucho, pero también aquí es donde el maestro tequilero muestra su expertise en el tema pues es capaz de hacer el corte de cabezas y colas en el momento adecuado y terminar con un corazón de alrededor del 40% de alcohol, el cuál no necesita diluirse, dándole una textura diferente al tequila y un cuerpo más robusto.

    Si quieres saber qué son las cabezas, colas y corazón del tequila, así como las diferencias de los procesos de destilación da clic aquí.

  • Añejamiento y abocado del tequila.

    Una vez realizada la destilación, este liquido puede ser envasado para su comercialización o puesto en contenedores para su proceso de maduración.

    Es importante destacar que, tanto los maestros tequileros así como cualquier experto en tequila, aseguran que para catar la calidad de un buen tequila este debe ser tomado blanco, sin reposo o añejamiento. Pues solo así será posible degustar los verdaderos sabores y aromas del agave.

    Las características que toman los tequilas reposados o añejos no provienen de una continuación del proceso del propio agave sino de tomar notas aromáticas y sabores adicionales de todos los elementos con los que el líquido tiene contacto durante un tiempo determinado.

    Durante el proceso de añejamiento hay algunos factores que afectan al tequila como:

    • El tostado de la madera
    • Almacenaje de los barriles
    • “The Angels Share”
    • Uso de aditivos o abocantes
aditivos del tequila

Los tequilas, con excepción del tequila blanco, tienen permitido incorporar aditivos y saborizantes naturales, siempre que estén autorizados por la Secretaría de Salud, para suavizar el sabor de la bebida y complementarla. La NOM del Tequila incluye los siguientes ingredientes:

  • Glicerina
  • Color Caramelo
  • Extracto de roble o encino naturales
  • Jarabe a base de azúcar
  • Otro colorantes y saborizantes que acepta la SSA

La proporción de estos ingredientes no debe ser mayor al 1%, en relación al peso total del tequila antes de ser envasado.

Y, aunque un 1% pudiera parecer una cantidad muy baja la realidad es que con las formulas químicas actuales que existen en el mercado esta cantidad es lo suficientemente alta para alterar de manera significativa el color, sabor y aroma de cualquier tequila. 

Entonces, el verdadero problema del uso de aditivos surge cuando, aunque por ley está permitido, esta misma ley NO OBLIGA a los productores de tequila mencionar en ningún lado su uso y esto puede ser engañoso para el consumidor, por ejemplo:

  • El uso de jarabes o edulcorantes, como la sucralosa la cual es entre 350 o 600 veces más dulce que el azúcar común, puede dar la impresión de ser un tequila más dulce de lo que en realidad es.
  • El uso de extracto de roble puede dar la impresión que un tequila ha sido madurado en barrica más tiempo de lo que en realidad estuvo.
  • Lo mismo para el color caramelo, le puede dar un color al tequila de reposo o añejamiento superior al que realmente fue sometido.

Aunque la ley lo permita y no tenga nada de malo su uso, creo que como consumidores debemos estar conscientes y solicitar mayor transparencia con los productos que consumimos.

cosecha del agave

Consejos finales para elegir un buen tequila

Al final del día, aunque no seas un experto en la materia, el tequila se trata de disfrutar y tomar lo que a ti te parezca que es bueno. Es similar al vino, existen botellas de vino de $10 USD que muchas personas las consideran mejores que las botellas de $300 USD, o incluso hay personas que no notan la diferencia.

Pero si leíste todo el artículo, esta información te servirá como un punto de partida para empezar a elegir tequilas buenos. Comenzarás a indagar más sobre las marcas que te gustan, cómo elaboran sus tequilas y empezarás a aprender e identificar los tequilas que se adaptan más a tus preferencias. 

Por ejemplo, quizás descubres que te gusta mucho los tequilas producidos en la región de Los Altos de Jalisco pero sólo si son horneados en horno tradicional; o quizás por el contrario, la región donde se elaboro es indiferente pero descubriste que los tequilas que disfrutas más son los añejos que se utilizó la tahona como método de extracción.

Pero somos conscientes que lograr identificar y elegir los tequilas que a ti te gustan es un proceso que toma tiempo, por esto aquí te ponemos otros consejos sobre cómo elegir un tequila bueno en caso que necesites una respuesta más inmediata.

  • ¿Para qué quieres un tequila bueno?

    Lo primero que debes de determinar es para qué quieres el tequila, aquí te daremos algunas ideas generales de qué tipo de tequila comprar para diferentes situaciones.

    • ¿Lo quieres para ti? Intenta buscar un tequila diferente de una marca poco conocida. Intenta elegir una marca en base a sus métodos de producción. Si apenas estás comenzando en el mundo del tequila te recomendamos comenzar a probar los tequilas añejos, ya que tienden a ser más suaves al paladar, cuando te acostumbres entonces puedes empezar a explorar los reposados y por último los blancos. Recuerda que los blancos aunque suelen ser más fuertes, también son los que te permite degustar la esencia del agave.
    • ¿Lo quieres para llevar a una fiesta con amigos? Compra un tequila reposado de alguna marca que ya hayas probado y te guste, el tequila reposado es un punto intermedio entre un añejo y un blanco, el blanco resulta muy fuerte para algunas personas y el añejo es probable que no lo lleguen a apreciar. El reposado lo puedes tomar derecho o si prefieres que te dure toda la noche sugerimos combinarlo con agua mineral. Si tienes presupuesto, lleva un botella adicional de tequila blanco, de esta forma pueden comparar entre el blanco y reposado, cuando la fiesta avance es probable que terminen haciendo shots de tequila o de igual forma lo pueden utilizar para preparar cócteles. Si tan sólo lo vas a llevar para compartir puedes optar por un cristalino, siempre llaman la atención de las personas y suelen ser más “suaves“.
    • ¿Lo quieres para regalar a una persona importante (tu jefe, tus suegros, familiares, etc)? Lleva un tequila añejo y si tu presupuesto lo permite de preferencia un extra añejo o reserva. Es probable que la persona que reciba el regalo conozca poco de tequila y se deje llevar por las apariencias, por lo tanto un tequila añejo causará muy buena impresión tan sólo por el precio (en caso que luego vean la botella en alguna tienda). Las personas tienden asociar el precio con la calidad. Si sabes que la persona que va a recibir el regalo le interesa los licores entonces compra también la versión de tequila blanco de la misma marca, con esto podrás mostrar tus conocimientos de tequila que has adquirido al leer este artículo y podrán incluso empezar a comparar las diferencias entre el blanco y el añejo.
    • ¿Lo quieres para llevar a una reunión formal, lo piensas consumir tu mismo y quizás dar a probar (ejemplo: te invitaron a una reunión familiar de tu novia o alguna reunión donde piden “trae tu propia botella”)?  Si estás acostumbrado a tomar tequila derecho (justo como recomendamos tomarlo), puedes llevar una botella de un tequila añejo que te gustaría probar o algún añejo que ya conozcas y te guste. Cuando las personas te pregunten sobre la botella podrás hablar del tema y compartir un poco para que lo prueben.
  • Lo básico, 100% de Agave.

    Creo que ya quedó obvio al inicio del artículo pero no está de más repetirlo: Para asegurarte que vas a adquirir un tequila bueno asegúrate que el tequila que estás comprando sea 100% de Agave / 100% Agave Azul. 

  • Además de elegir un tequila bueno, aprende cómo tomarlo.

    Aunque somos de la creencia que no importa de qué forma lo bebas lo que importa es disfrutarlo, conforme vas aprendiendo más sobre los tequilas descubres que hay ciertas formas de tomarlo que resaltan sus propiedades.

    Por ejemplo, un buen tequila extra añejo se disfruta mucho más en una copa globo el cual resalta los aromas.

    Así que si quieres aprender más sobre cómo tomar tequila puedes leer nuestro artículo de:

    Vaso para tequila: Cuáles hay, cómo se usan y cómo elegir el mejor

  • No te dejes engañar por los colores del tequila

    Este punto creo que medio lo aclaramos en la sección previa donde mencionábamos el uso de aditivos.

    Los tequilas añejos y extra añejos obtienen su color dorado oscuro principalmente de la barrica que se uso para añejarlos, sin embargo, este color cambia dependiendo no sólo del tostado de la barrica si no también de las veces que se ha utilizado para añejar tequila.

    Un tequila añejo o extra añejo que tiene un color más claro no quiere decir que sea menos añejo que el resto, es simplemente que la barrica tuvo un tostado ligero o ya ha sido utilizado varias veces.

    Desafortunadamente los consumidores tienen las siguientes creencias:

    • Si el color del tequila no es el mismo en todas las botellas, algo está mal con ese tequila.
    • Entre más oscuro más añejo.

    Ambas cosas son totalmente erróneas. Muchos productores deciden incluso mezclar lotes de tequilas añejos para estandarizar el color o utilizan aditivos para lograr un color homogéneo en la producción.

    De igual forma se utilizan estos aditivos para darle un color más oscuro del que normalmente se obtendría para dar una impresión de mayor tiempo de maduración.

  • Duda mucho del diseño de la botella.

    Entre más elaborada probablemente está enfocada en un mercado diferente donde la apariencia es mejor que la calidad.

    Esto no quiere decir que el tequila sea malo, simplemente se cauteloso al elegir botellas que tienen diseños bastante llamativos, exóticos o con colores que lo que intentan es llamar tu atención y resaltar del resto de los tequilas.

    De igual forma, el color de los envases también son utilizados para estandarizar los colores del tequila o dar una impresión de un mayor añejamiento.

  • El precio no siempre determina la calidad.

    En el mundo de los destilados y licores el precio rara vez es sinónimo de calidad. El precio muchas veces es utilizado como una estrategia de marketing para dar la impresión que el tequila es más bueno de lo que realmente es.

    Sin embargo, algunas ocasiones el precio es tan sólo un reflejo de la cantidad de producto producido. A menor oferta, mayor precio.

    Algunos ejemplos en los cuales los tequilas son más caros:

    • Extra añejos. Debido a que los tequilas extra añejos o los llamados “reserva”, son tequilas que han sido madurados por muchos años esto hace que su producción sea muy limitada y por lo tanto el precio sea mayor.
    • Lotes especiales. Algunas marcas deciden sacar algún tequila edición especial o de colección.

    De ahí en más, cualquier otro tequila blanco o reposado que tenga precios exorbitantes o se compare a los precios de tequilas añejos o extra añejos, es altamente probable que simplemente es una estrategia de marketing para dar la impresión que es un licor de “lujo”.

  • Tequilas y destiladoras

    Es importante que sepas que al momento de escribir este artículo (Junio 2021) existen 1490 marcas de Tequila autorizadas para su comercialización y tan sólo 145 destiladoras autorizadas.

    Hay destiladoras que producen 1 o 2 marcas, pero otras producen muchísimas más, por ejemplo Casa Cuervo tiene más de 40 marcas de tequilas autorizadas para su producción y comercialización.

    Esto es importante que lo sepas pues es posible que un tequila que sea promocionado como “super exclusivo”, quizás es el mismo líquido que encuentras embotellado bajo otra marca a un precio menor.

aprende sobre el tequila